Su equipo de urólogos en Bilbao.

DISFUNCIÓN ERÉCTIL

MEDICINA SEXUAL Y REPRODUCTIVA

QUE ES LA DISFUNCIÓN ERÉCTIL

La disfunción eréctil es la incapacidad para conseguir y / o mantener una erección suficientemente ríquida que permita una relación sexual satisfactoria. 

CAUSAS DE LA DISFUNCIÓN ERÉCTIL 

No hay una sola causa para la DE. Existen causas de tipo  orgánico  y también factores psicológicos.

Algunas de las causas habituales son: 

  • Diabetes
  • Problemas cardiovasculares (tensión alta, enfermedades de corazón) 
  • Tratamiento para el cáncer de próstata 
  • Cirugía (próstata, vejiga, colon, recto) 
  • Medicación (tensión, antidepresivos) 
  • Estilo de vida (tabaco, exceso de alcohol, obesidad, falta de ejercicio) 
  • Lesiones de médula espinal 
  • Problemas hormonales 

TRATAMIENTO DE LA DISFUNCIÓN ERÉCTIL 

1.- FÁRMACOS

Los fármacos orales, como son los inhibidores de la PDE5, son seguros y eficaces y se vienen utilizando desde hace más de 20 años.

Sildenafilo, Tadalafilo, Vardenafilo son los más utilizados en la actualidad con unos resultados muy satisfactorios.

2.- ONDAS DE CHOQUE

Desde el año 2013, y con la actualización de las Guías de la Asociación Europea de Urología, las ondas de choque de baja energía están consideradas una opción terapéutica para pacientes con disfunción eréctil de origen vascular. 


Las ondas de choque son ondas de presión que se aplican en distintas zonas del pene para mejorar la circulación sanguínea con la principal ventaja de que no producen ningún tipo de reacción sobre el pene ni ningún efecto adversos. 

El nuevo tratamiento con ondas de choque para la disfunción eréctil está ya disponible en Urología Clínica desde este mes de Octubre. 

La disfunción eréctil está causada por daños, generalmente, en el cuerpo cavernoso que esta formado por vasos sanguíneos. 

Todos los factores de riesgo que afectan a los vasos sanguíneos de tipo vascular son los mismos que inciden en la disfunción eréctil, ya que actúan sobre estos cuerpos cavernosos. 

Las ondas de choque aplicadas al pene son de baja frecuencia y se caracterizan por ser un tratamiento totalmente inocuo, de modo que no producen ni daños ni efectos secundarios. 

El tratamiento con ondas de choque se realiza en la consulta en sesiones que duran entre 15 y 20 minutos y al acabar el paciente se puede ir a casa. Este procedimiento se repite semanalmente a lo largo de 5-6 semanas y puede prolongarse dependiendo de la evolución del resultado. 

La forma en la que actúan es sencilla, las ondas de choque producen una microonda que va a afectar al endotelio vascular produciendo un proceso de neovascularización en el cuerpo cavernoso. Esto se traduce en un mayor aporte sanguíneo al pene, con lo cual se consigue rehabilitar tanto la función eréctil del pene como su función endotelial. 

Beneficios en todos los grupos de pacientes

De esta manera se consigue actuar sobre distintos estados de la afección. Es decir, en aquellos pacientes en los que la disfunción eréctil es incipiente y comienza a aparecer, gracias a este tratamiento se logra corregirla. 

En el caso de aquellos hombres que dependían de las pastillas para poder tener una erección suficiente para una relación sexual, pueden dejar de necesitarlas. Por último, aquellos pacientes que ya no responden a fármacos (Sildenafilo, Vardenafilo, Tadalafilo, Avanafilo) para tener una relación sexual, pueden volver a responder a las mismas y logran tener una relación sexual satisfactoria. 

Por todo esto, las ondas de choque están consideradas un tratamiento eficaz para la disfunción eréctil ya que no es invasivo, no produce efectos secundarios y produce un beneficio a los pacientes a los que se les realiza el tratamiento.

3.- INYECCIONES INTRACAVERNOSAS

La inyecciones intracavernosas se han venido utilizando durante muchos años y en casos que lo precisen son una alternativa de trapiento con buenos resultados.




4.- PRÓTESIS DE PENE

En ocasiones y cuando los tratamientos anteriores no han dado resultado el implante de una prótesis de pene es una alternativa con buenos resultados y con unos indices de satisfacción, tanto para el paciente como para la pareja, muy elevados.

Una buena selección del paciente es fundamental para conseguir un buen resultado.

Más de 30 años de experiencia de nuestro equipo nos ha demostrado en la validez de este tratamiento, cuando es necesario.